¿Es productivo para un Community Manager trabajar desde casa?

Esa fue la pregunta que me hizo Andrea García, especialista en diseño y creación de espacios co-working, mientras comentábamos sobre las bondades y ventajas que cualquier trabajador independiente (autónomo) puede encontrar trabajando en un ambiente “tipo empresa”.

Durante nuestra charla, le propuse que escribiésemos un post conjunto en donde exponer nuestras opiniones y puntos de vista. Este es el resultado:

Para la mayoría de los que ”NO” trabajan directamente en Social Media, ser Community Manager es sinónimo de un trabajo muy divertido… La creencia general, es que estar expuesto a las redes sociales y la web 2.0 es tener una gran cantidad de followers, amigos, contactos, lectores, etc. y que pasarla bien está asegurado.

Aparte de la popularidad que estos especialistas en comunicación 2.0 poseen en el mundo virtual, siguen siendo personas que cumplen horarios, objetivos y otros menesteres laborales; así que en ese sentido no hay muchas diferencias entre la profesión de Community Manager y otras profesiones: La gran diferencia es otra, más relacionada con el “dónde” que con el “cómo”.

Aunque se trata de un trabajo novedoso y característico, sigue siendo uno como otro cualquiera. La “diversión” y el dinamismo que se asocian a la gestión de comunidades sólo estarán presentes si el lugar en donde se desempeñan las funciones y las personas con las que se trabaja, también son divertidas y dinámicas.

Sabiendo que en España más del 80% de las empresas son PYME, resulta fácil concluir que para la mayoría de estas organizaciones no resulta factible mantener en plantilla el coste fijo de un Community Manager, por lo que se hace evidente que la mayoría de estos profesionales trabaja de forma freelance en cualquier lugar menos en la empresa.

Pero.. ¿Desde dónde lo hacen? ¿Trabajan todos desde casa? Y si es así… ¿les resulta productivo trabajar en el mismo lugar en el que viven?

No hemos hecho ningún estudio como para resolver estas preguntas con propiedad, pero si que nos hemos guiado por la proporción de “teletrabajadores” que conforman nuestros colaboradores y allegados en Social Media, y hemos determinado que en su mayoría trabajan desde casa.

Este hecho, que podría resultar atractivo para cualquiera que trabaje en una oficina en la actualidad, no está resultando tan ventajoso para los que han de trabajar desde sus casas.

Las ventajas asociadas al teletrabajo, puede que resulten ser un mito estereotipado, ya que según las experiencias, el feedback y los comentarios que recibimos por parte de estos profesionales, que no laboran físicamente en la empresa, se enfocan desde otra perspectiva muy diferente… todo lo que la gente piensa y percibe como positivo de trabajar desde casa, tiene otro matiz cuando efectivamente se hace.

Después de un tiempo, las personas que estaban acostumbradas a trabajar en una oficina, comienzan a echar en falta la dinámica socio laboral común del lugar de trabajo, y descubren que necesitan interactuar socialmente con otras personas y experimentar el contacto social tan cotidiano en las empresas.

Es decir, las supuestas ventajas (soñadas), y ahora paradigmáticas, que se asocian con el hecho de trabajar desde la comodidad del hogar, terminan siendo en realidad un aspecto que podría convertirse en negativo para algunas personas.

La inamovilidad que supone estar “encerrado” en un mismo lugar y las inevitables distracciones propias de nuestros hogares, resultan ser un factor que desmejora la productividad y que incluso afecta nuestra vida familiar y personal en ciertos aspectos.

En países como EEUU ya llevan muy adelantadas las soluciones a este problema adoptando lo que se conoce como “co-working”; que consiste en alquilar cubículos de trabajo en recintos dispuestos para ello y en donde los profesionales independientes pueden trabajar junto a otras personas de profesiones distintas (o no), buscando recrear un ambiente de empresa.

En España, aunque existen empresas que proveen estos espacios por precios razonables, sigue siendo curioso ver que no representan aún una opción de peso para los que no tienen más que su hogar para trabajar.

De hecho, y aunque  sigue aumentando el número de Community Managers, no aumenta en la misma proporción la demanda de alquiler de espacios de co-working… Por lo que es seguro que estén trabajando desde sus casa… Y si esta es la realidad, nos surgen las siguientes preguntas:

¿Es realmente productivo trabajar lleno de distracciones, sin cumplir horarios, y mezclando la vida privada con la laboral?
¿Cuál es el coste de esta baja de productividad y quién la sume?
¿Podría ser más productivo, y por ende más rentable, un Community Manager que labore desde un ambiente de co-working que desde su casa?

Pensamos que trabajando fuera de las distracciones del hogar y junto a otras personas en un ambiente empresarial, se obtienen un sin fin de ventajas, muchas de las cuales implican mayor productividad. Las personas son más felices cuando están rodeadas de otras personas y trabajan mejor cuando se sienten “parte” de un ambiente de trabajo. Por otro lado, las distracciones son menores y la concentración es mucho mayor.

Aunque estamos de acuerdo en estos aspectos, también pensamos que sólo el tiempo lo dirá para una cultura tan compleja como la latina. De lo que si estamos seguros, es que hay que tener mucha disciplina para trabajar desde casa y cumplir con los objetivos de la profesión.

Puede que uno de factores de freno para la adopción de esta modalidad, sea la difícil situación económica que estamos viviendo, lo que hace cuesta arriba el coste que supone mantener un despacho tipo co-working, pero… ¿hasta que punto ganamos en productividad y en bienestar personal? ¿No tienen también estos factores un componente económico medible? …En relación a esta última pregunta pensamos que la respuesta es “si”.

En cualquier caso, e independientemente de lo que nos depare el futuro en cuanto a adoptar esta forma de trabajar, estamos de acuerdo en que hemos de terminar con el mito de que “trabajar desde casa es lo mejor del mundo”, pues es algo que hemos idealizado desde siempre como placentero, cuando para algunos es precisamente todo lo contrario.

¿Piensas que es mejor trabajar desde casa que con otras personas? ¿Qué opinas al respecto?

Categorías:  community manager, Opinión, trabajo

Etiquetas:  autónomo, co-working, freelance, productividad, teletrabajo,

1029 Words
2475 Views

Pedro Rojas (@SeniorManager) Es profesor de MBA, Máster y Posgrado en varias Escuelas de Negocio y Universidades de España. Actualmente es Consultor en Social Media Marketing especializado en Estrategia Digital y RR.HH. 2.0 para empresas en ThePlanCompany.com. Es autor de los libros “Cómo preparar un Plan de Social Media Marketing” (junto a @MariaRedondo), “Community Management para Dummies”, “Community Management en un semana” (todos de Editorial Planeta), así como de “Reclutamiento y Selección 2.0” de Editorial UOC. If you liked this post, check out ¿Síndrome Post Vacacional? Lo siento, no sé qué es eso ¡Yo soy autónomo!